Que hacer en caso de accidente de tráfico

Presenciar o sufrir un accidente de tráfico, puede ser una experiencia como mínimo desagradable y en algunos casos incluso traumático, por lo que debemos saber actuar en caso de vernos implicados en un accidente.

Tanto si presenciamos nosotros mismos el accidente como si lo presenciamos, es importante tener en cuenta estos pasos, para mantener la situación bajo control en todo momento.

Mantener la calma: En primer lugar y más importante es mantener la calma, permaneciendo tranquilo y manteniendo el control en todo momento. Debido a la intensidad de tráfico, las condiciones meteorológicas o la situación de la vía, es fácil presenciar, en algún momento de nuestra vida, un accidente de tráfico o incluso sufrir uno, nosotros mismos.

Señalizar el accidente: Una vez concienciado de la situación y manteniendo la calma, es importante señalizar el accidentes, para lo cual nos pondremos el chaleco reflectante. Una vez tengamos puesto el chaleco y seamos visibles para los demás conductores, pondremos las luces de emergencia, para dar más visibilidad y nos dispondremos a colocar los triángulos de emergencia.

Si la vía es de un solo sentido o se trata de una autovía o autopista, tendremos que poner uno de los triángulos a 50 metros del vehículo accidentado, colocando el segundo de ellos a una distancia de 100 metros.

Si por el contrario, la vía es de doble sentido, colocaremos uno de los triángulos en cada uno de los sentidos de la marcha, a una distancia de 50 metros, cada uno de ellos.

Comprobar si hay heridos: A continuación debemos comprobar si hay heridos o accidentados provocados por el accidente, llamando inmediatamente a los servicios de emergencia 112, en caso de que así, facilitando toda la información que nos soliciten y llevando a cabo las actuaciones que nos indiquen.

Si el accidente es grave los servicios de emergencia movilizarán a los cuerpos de seguridad necesarios, desplazando en su caso, al lugar del accidente a la Guardia Civil, ambulancias, bomberos o protección civil, los cuales ayudarán a estabilizar a los heridos.

Es importante no mover a los lesionados, especialmente si no pueden moverse por sí mismos, presentan desorientación o tienen heridas en la cabeza, que puedan suponer algún daño interno. Si se ponen en pie por ellos mismos, aconsejarles permanecer sentados hasta la llega de los servicios sanitarios, dado que a pesar de deambular, debe preverse un posible daños no apreciable a simple vista, pero que pueda derivar en una lesión de mayor gravedad.

Retirar los vehículos implicados: Una vez atendido a los heridos, es importante retirar los vehículos implicados de la calzada, para evitar posibles choques en cadena, producidos por la obstaculización de la circulación.

En caso que los vehículos puedan moverse, se estacionaran en el arcén de la vía, alejados de la circulación, dejando la calzada sin obstáculos.

Posteriormente avisaremos a la grúa, a través del teléfono que aparece en las pólizas de seguro de los vehículos implicados, comunicando la matrícula del vehículo, la situación del mismo y un teléfono de contacto, por si tiene que localizarnos en caso de duda.

Cumplimentar un parte amistoso: Si el accidente ha sido leve y no hay heridos o estos ya se encuentran atendidos, es el momento de cumplimentar el parte amistoso de accidentes, el cual permite agilar la tramitación y resolución de los daños tanto materiales como personales.

Es importante realizar fotografías de los daños de los vehículos implicados, situación en los que han quedado los vehículos implicados y la zona de colisión.

Si las versiones de lo ocurrido son coincidentes entre los conductores implicados, procederemos a la firma del documento, separando las distintas hojas, quedando cada una de ellas en poder de los conductores. (Se pueden utilizar varios partes amistosos, en caso de una colisión con más de dos vehículos)

Si no hay acuerdo, es conveniente intercambiar datos, incluso utilizando las hojas del parte, pero en este caso sin firmar el mismo, para trasladar a nuestra compañía aseguradora nuestra versión del accidente.

Comunicar el parte a la compañía aseguradora: En el plazo de 7 días desde la fecha del accidente, debemos ponernos en contacto con nuestra entidad aseguradora, para comunicarle lo ocurrido y con la ayuda del parte amistoso cumplimentado, dar trámite a la resolución de los daños, tanto materiales como personales.

En LAHOZ ASESORES disponemos de personal especializado en la atención al cliente en las gestiones relacionadas con accidentes de tráfico para, de forma imparcial e independiente, tramitar tu parte de siniestro, ahorrándote engorrosas gestiones directas con la entidad aseguradora.

Estamos a tu disposición, para cualquier asunto relacionado con tus seguros, en el que podamos asesorarte.

Comparte esta noticia: