Como ahorrar en el seguro de coche en cinco pasos

En la situación económica actual, con una inflación disparada, los sueldos perdiendo poder adquisitivo y la incertidumbre provocada por las noticias internacionales, quién no ha pensado en ajustar los gastos para poder disponer de unos ahorros que nos sirvan de colchón en caso de que empeore la situación.

Uno de los capítulos en los que podemos ajustar nuestro presupuesto es el de los seguro y dentro de ellos el que más penetración de mercado tiene en nuestro país es el seguro de automóvil.

Pero para ahorrar no todo vale, contratar la póliza más barata sin tener en cuenta factores como las coberturas, la calidad de servicio, la solvencia o la atención en el momento de necesitar sus servicios es un error comparable a pensar que elegir el pollo a la ternera nos aporta lo mismo a menor precio.

Por ello, queremos ofrecer unos sencillos consejos para ahorrar en el seguro de nuestro coche sin caer en el error de contratar una póliza inadecuada o que en el momento de necesitarla no encontremos el servicio esperado.

Ante todo indicarte que si eliges el mejor producto nunca te equivocas, pero si eliges adecuadamente en función de tus necesidades, puedes estar satisfecho de tu elección a pesar de no haber elegido la opción más cara.

1º Analiza las garantías que necesitas:

Para elegir el seguro que mejor se adapta a tus necesidades, en primer lugar debes analizar las garantías que necesitamos incluir en nuestra póliza, fijándonos en los siguientes aspectos:

•Antigüedad del vehículo: Si nuestro coche es nuevo y de alto valor, es aconsejable contratar un seguro a todo riesgo que garantice, durante los primeros años, el valor a nuevo, de forma que en caso de sufrir un siniestro total, nos permita comprar uno nuevo de semejantes características. Si deseas ahorrar en tu seguro a todo riesgo, la opción es contratar una pequeña franquicia, que a cambio de pagar una pequeña cantidad en caso de un golpe en el que no encontremos el culpable o lo seamos nosotros, veremos reducido el precio hasta a la mitad. Por el contrario, si nuestro coche tiene más de 5 años, debemos saber que en caso de un siniestro grave, la compañía nos valorará el vehículo a valor venal, con lo que recibiremos una indemnización cercana a su valor depreciado, haciendo menos interesante los seguros a Todo Riesgo.

•Frecuencia de uso: Si utilizamos el vehículo de forma intensiva, aparcando en la calle o incluso en lugares desconocidos o despoblados, nuestra opción debe ser un seguro a Todo Riesgo con o sin franquicia, con el que estar tranquilos a pesar de encontrarse estacionado en una zona poco idónea. Por el contrario, sin nuestra utilización es ocasional y siempre lo tenemos guardado en coche, quizás no sea interesante el desembolso de un caro seguro a Todo Riesgo, eligiendo modalidades de Todo Riesgo con Franquicia o Súper Terceros, que por una módica cantidad, dispongamos de las coberturas que se adaptan a nuestro perfil.

•Motivo del uso: Si utilizamos el coche de manera profesional, bien porque lo utilizamos en nuestro trabajo o porque necesitamos desplazarnos a nuestro trabajo y no disponemos de medio alternativo de transporte, es interesante elegir alguna cobertura de vehículo de sustitución, en la que nos garanticen un vehículo de alquiler, en caso de avería o accidentes que impida la utilización de nuestro coche. Por poco más de 30 euros al año, disponemos de esta cobertura, que nos permita asegurar nuestra movilidad.

•Experiencia anterior: Si a lo largo de nuestra vida como conductores, no hemos tenido ningún accidente o estos han sido provocados por terceros, nuestra opción debe ir encaminada a elegir opciones a Súper Terceros o Terceros Ampliados, dado que la experiencia nos indica que tenemos un baja propensión a los accidentes. Por el contrario, si ya hemos tenido algún que otro percance, a pesar de no ser responsabilidad nuestro, la probabilidad de sufrir otro percance, es más alta y debemos dirigir nuestra mirada a las opciones de Todo Riesgo o Todo Riesgo con Franquicia.

2º Compara precios.

Aunque parezca un consejo conocido, el 75 % de los clientes de un seguro de automóvil, no comparan el precio de su seguro, cuando reciben el aviso de renovación.

Es habitual que las compañías aseguradoras, lancen ofertas puntuales que permitan reducir el precio de nuestro seguro a la hora de renovarlo.

Si quieres comparar precio entre varias aseguradoras, antes de renovar tu seguro actual, sin perder el tiempo en buscar opciones que a veces no cumplen con nuestras necesidades, contacta con una Correduría de Seguros, la cual sin coste adicional, te comparará tu seguro actual, ofreciéndote el que mejor se adapta a tus necesidades, con el precio más ajustado.

3º Forma de pago.

Según la legislación española, todos los seguros se abonan por en el momento de la contratación, siendo condición previa para la entrada en cobertura del seguro.

Cuando fraccionas el pago, las compañías aseguradoras deben abonar el importe de los recargos obligatorios con el primer recibo. Con este motivo y ante la picaresca de algunos asegurados de abonar solo el primer recibo, estas aplican recargos por fraccionamiento, que en ocasiones suponen más del 10% de la precio.

Cuidado con las ofertas bancarias de pago mensual, las mismas van aparejadas a un crédito al consumo o una tarjeta de crédito con pago aplazado, que pueden llegar a unos intereses superiores al 20%.

4º Reduce el riesgo para ajustar la prima.

Cada día se utilizan más variables a la hora de calcular el seguro de tú coche. La edad, antigüedad del carnet o la experiencia anterior, influyen en el precio, pero cada día más aseguradoras valoran el número de kilómetros que realizamos al año, si aparcamos en la calle o disponemos de plaza de garaje o incluso el número de puntos de nuestro carnet.

Cuidar estos aspectos, para mantener un perfil atractivo, puede suponer descuentos superiores al 60%, que es el máximo descuento que suelen aplicar las aseguradoras, si no has dado parte en los últimos 5 años.

5. Seguros de pago por uso.

En los últimos años han aparecido en el mercado, pólizas de seguro de pago por uso. Estos contratos van unidos a dispositivos de control de la conducción, aplicando una tarifa en función del uso que le demos al vehículo, horarios, velocidad e incluso la inercia en las frenadas o la aceleración.

Si utilizas el vehículo en horarios diurnos, en cortos recorridos y no te gusta pisarle al coche, contratar una de estas pólizas, puede suponerte un ahorro en tú seguro, pero por el contrario, si utilizas el coche los sábados por la noche y te gusta pisarle al coche, pueden suponer incrementos en el precio de renovación.

Si quieres ahorrar en el seguro de tú coche, compara las distintas ofertas de las entidades aseguradoras, contratando una póliza que se adapte a tus necesidades de uso, no utilices el fraccionamiento de pago, si no es necesario.

Por último, si quieres ahorrar tiempo y dinero, consulta con una Correduría de Seguros profesional, en la que con una sola gestión te buscarán la oferta que mejor se adapta a tus necesidades.

En LAHOZ ASESORES, como profesionales independientes y conocedores del mundo de los seguros, estamos a tu disposición para asesorarte y ofrecerte las coberturas que necesitas al mejor precio, ahorrando tiempo y dinero.

Información Seguro de Coche.
Comparte esta noticia: