Deducciones fiscales

Se acerca fin de año y con él repasamos lo que ha dado de sí. Con el fin de reducir nuestra factura fiscal, aún estamos a tiempo de revisar las posibles deducciones.

Quedan dos semanas para finalizar este año 2.016 y con ello finaliza el plazo para realizar una planificación tributaria de cara a reducir la factura fiscal, correspondiente a este ejercicio, que habrá que pagar en mayo del próximo año 2.017.

La reforma fiscal que entró en vigor en el año 2.015, junto a las modificaciones realizadas en el presente ejercicio fiscal, han reducido sustancialmente las posibilidades de aplicar deducciones fiscales a nuestra declaración de la renta.

Desde distintos medios de comunicación, especializados en información económica, se publican en estas fechas, distintas guías para poder aprovechas las ventajas fiscales que aún siguen en vigor, tras la mencionada reforma fiscal.

En estas páginas, dedicadas al seguro, queremos hacer mención a dos productos, que nos tocan de lleno y que tienen un importante impacto fiscal, reduciendo nuestra factura a la hora de liquidar nuestros impuestos. Nos referimos a los Planes de Pensiones a los Seguros de Salud.

Los Planes de Pensiones, son instrumentos de ahorro a largo plazo, dirigidos a complementar la pensión por jubilación, una vez llegada la ansiada hora del retiro laboral. A pesar de haberse visto mermados los límites de aportación deducibles, actualmente siguen siendo el instrumento fiscal más elegido a la hora planificar nuestra declaración del I.R.P.F.

Las aportaciones realizadas durante el ejercicio fiscal a Planes de Pensiones, son deducibles de la base imponible del I.R.P.F., con un límite de anual de 8.000 euros o el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas. Por otra parte, para los cónyuges cuyos ingresos procedentes de rendimientos del trabajo no superen los 8.000 euros, se podrá aportar en su favor hasta 2.500 euros.

En cuanto a los seguros de salud, si bien no son deducibles en general para los contribuyentes que trabajan por cuenta ajena, si que lo son para autónomos y empresas. En el caso de los autónomos, esta deducción de la base imponible, tiene un límite de 500 euros por asegurado de la unidad familiar, con un límite de 4.500 euros anuales.

Por último queremos recordarte que estamos a tu disposición para informarte más ampliamente sobre los Planes de Pensiones y la reducción de la factura fiscal, a través de este instrumento de ahorro para la jubilación.

Comparte esta noticia: