Responsabilidad Civil Medioambiental.

Si observamos cualquier noticiario de la televisión es fácil observar los daños que el ser humano está provocando a la naturaleza. Ciudades con alto grado de polución, ríos en los que se vierten sustancias contaminantes, bolsas de plástico que llegan al mar.

La preocupación de las administraciones públicas es cada vez más patente, dado que los efectos de la contaminación no solo producen daños a la naturaleza, sino que afecta a la salud de las personas, siendo una de las primeras causas que producen enfermedades cardiovasculares, como los derrames cerebrales.

Una de las medidas tomadas por el gobierno español en el año 2007 es la promulgación de la Ley de Responsabilidad Medioambiental. Dicha norma viene a cumplir con el mandato del Parlamento Europeo y el Consejo, en su directiva del 21 de abril del 2.004.

La legislación pretende que las empresas respondan por los daños que provoquen al medioambiente, bien por contaminación del suelo, el agua o el aire. Esta norma se conoce como "Quien contamina paga", dado que la normativa pretende, además de fomentar la prevención, que los desastres medioambientales sean asumidos económicamente por las empresas que los provocan.

La actual legislación establece la obligatoriedad, para determinadas actividades reguladas en la misma, la constitución de una garantía financiara, imprescindible para el ejercicio de su actividad. Entre ellas cabe destacar las empresas de tratamiento de residuos, el transporte de mercancías peligrosas, fabricación de productos fitosanitarios, industrias químicas, entre otras.

Con el fin de cumplir con la obligación de constituir la mencionada garantía financiera, para las actividades establecidas por la norma, se ha creado el Seguro de Responsabilidad Civil Medioambiental, que garantiza los daños producidos al medioambiente, por las empresas aseguradas.

El Seguro de R.C. Medioambiental garantiza el pago de las indemnizaciones por daños causados por la contaminación medioambiental accidental. La aseguradora asume los gastos de la reparación del daño a los elementos naturales, compensación por los daños personales y hasta la reposición de especies de flora y fauna afectadas.

Como garantía opcional, el seguro puede incluir los costes de prevención ante una amenaza inminente de daño medioambiental. Además, cuando ya se ha producido el siniestro, se hace cargo de los costes de evitación, es decir, las medidas necesarias para impedir daños mayores.

Otra opción de contratación es la inclusión de la Responsabilidad Civil Patronal, que se le puede exigir al asegurado por los daños causados a empleados de la empresa.

Adicionalmente, en este seguro también incluye otras garantías como los gastos de defensa y fianzas civiles, la defensa del asegurado frente a la reclamación o incluso puede incluir la constitución de fianzas judiciales exigidas.

El seguro de Responsabilidad Civil Medioambiental, viene a proteger a la empresa asegurada, por su responsabilidad patrimonial, como consecuencia de daños accidentales que dañen el medio ambiente.

Por último solo me queda recordarte, que antes de contratar tu seguro de Responsabilidad Civil Medioambiental, contactes con un asesor de seguro, el cual sabrá aconsejarte sobre las distintas opciones ofrecidas por las entidades aseguradoras, asesorándote sobre la que mejor se adapta a tus necesidades.

Si quieres saber más sobre este seguro y solicitar un presupuesto sin compromiso, puedes hacerlo a través de nuestra página Web, en el siguiente link.

Seguros de R.C. Medioambiental.
Comparte esta noticia: